COME PLANTAS. PLANTA ÁRBOLES. Acuerdo basado en plantas

Cambio de dieta o cambio climático: el Acuerdo Basado en Plantas

Cambiar nuestra dieta es la forma más simple de combatir el cambio climático. Ahora, una nueva iniciativa global pone sobre la mesa de los dirigentes mundiales un detallado plan de acción. Se trata del Acuerdo Basado en Plantas.

En el último año se ha extendido la sensación de que el cambio climático ya es una acuciante realidad. Olas de calor, inundaciones, incendios gigantescos, deshielo, sequías e incluso volcanes… La crisis climática no sólo ya está aquí si no que va más rápido de las previsiones y sigue acelerando.

Mientras tanto, los gobiernos del mundo se reúnen una vez más para debatir las medidas necesarias. Pero el trabajo ya está prácticamente hecho. Científicos de todo el mundo llevan años señalando las soluciones a nuestro alcance. Los políticos sólo deben tomar las decisiones y llevarlas a cabo. Casi nada…

Así pues, las principales medidas para luchar contra el calentamiento global no son ningún secreto: cambiar nuestras fuentes de energía y cambiar nuestra alimentación. Por supuesto, hay muchas más cuestiones que resolver (como la sobrepoblación humana) pero éstas son las dos mayores acciones con repercusiones a corto plazo. 

Pero mientras el tema de los combustibles fósiles y las energías renovables acaparan la mayoría de la atención pública y el debate político, demasiado poco se está hablando del cambio de alimentación. A la mayoría todavía le cuesta hablar de dietas veganas, vegetarianas y flexitarianas.

La dieta, clave en la lucha contra el cambio climático

Cita de la cantante mexicana Denise Gutiérrez apoyando el Acuerdo Basado en plantas citaCantante mexicana Denise Gutiérrez Acuerdo Basado en plantas

Según la propia FAO, el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la ganadería. Otras estimaciones señalan cifras bastante más altas, pero incluso deshacernos del 14,5% de las emisiones debería bastar para que nos decidamos a cambiar drásticamente nuestra dieta.

Además, el consumo de carne y pescado acarrea perjuicios adicionales que aceleran aún más el cambio climático.

Los océanos son los verdaderos pulmones del planeta. Absorben el 30% del CO2 emitido a la atmósfera. Además, atenúan el efecto del calentamiento global al absorber el 80% del calor generado por el efecto invernadero.

La pesca y la acuicultura están terminando con la vida en los mares. Algunos científicos creen que, a este paso, en 2048, los océanos estarán vacíos, muertos. Y sin peces, sin plancton, sin vida, los océanos no podrán seguir ejerciendo su vital función para la atmósfera.

Por otro lado, el consumo de carne hace que la industria ganadera necesite nuevos terrenos para alimentar al ganado. Así, para habilitar nuevos pastizales y monocultivos, se destruyen miles de hectáreas de bosques y selvas tropicales cada día.

Si queremos tener alguna posibilidad de victoria frente al cambio climático, no podemos permitirnos el lujo de perder los océanos y las selvas. Para eso, lo único que debemos hacer es cambiar nuestra dieta.

O cambia la dieta o cambio climático.

Cita de senadora mexicana Jesusa Rodríguez a favor del Acuerdo Basado en plantas

¿Qué es el Acuerdo Basado en Plantas?

La comunidad científica ha reiterado en numerosas ocasiones que el cambio de alimentación debe formar parte de la solución a la crisis climática. Sin embargo, hasta le fecha, casi todos los debates públicos y políticos sobre el clima se han centrado en los combustibles fósiles.

Para paliar esta paradójica y significativa omisión, activistas de todo el mundo han lanzado junto a la ONG Climate Save una nueva iniciativa: el Acuerdo Basado en Plantas.

El «Plant Based Treaty» es un plan de acción diseñado para ser parte de los acuerdos climáticos firmados en los acuerdos de París. Se inspira en el Tratado de no proliferación de Combustibles Fósiles.

En esta primera etapa, se están recogiendo apoyos de individuos, políticos, científicos, organizaciones, empresas y ciudades. El objetivo es que el tratado sea adoptado por los líderes mundiales que debaten las soluciones al cambio climático.

Los 3 principios del Tratado

El Acuerdo Basado en Plantas consta de 3 fases u objetivos: renunciar, redirigir y restaurar 

Renunciar: Detener el aumento del problema

Detener la expansión de la ganaderíaDetener la expansión de la ganadería
Detener la expansión de la ganadería

La primera exigencia del Acuerdo consiste en no empeorar la situación. Si cada día se destruyen bosques y vida marítima, el primer paso es detener esta destrucción.

Las principales medidas en este sentido son:

  • No a la construcción de nuevas instalaciones ganaderas o nuevos mataderos
  • No a la ampliación o intensificación de las explotaciones existentes
  • No destinar nuevas tierras a la ganadería o la producción de piensos
  • No destruir bosques u otros ecosistemas para el pastoreo o la cría de animales
  • No construir nuevas piscifactorías ni ampliar las existentes
  • No a los nuevos buques de pesca industrial a gran escala
  • Protección de los pueblos indígenas (tierras, derechos y conocimientos)

Redirigir: Eliminar las raíces del problema

Redirigir recursos de la ganadería a la sostenibilidad basada en plantas
Redirigir recursos de la ganadería a la sostenibilidad basada en plantas

La segunda exigencia del Acuerdo Basado en Plantas se refiere a las fuerzas que impulsan el problema: el consumo de productos de origen animal en la alimentación. En esta etapa, se trata de fomentar las dietas veganas y la transición a un sistema de alimentación basado en plantas.

Para ello se proponen varias medidas:

  • Declarar la emergencia climática (casi 2000 gobiernos locales en 34 países ya lo han hecho)
  • Reconocer y apoyar el papel fundamental de los pequeños agricultores
  • Priorizar la transición a alimentos vegetales en los Planes de Acción Climática
  • Actualizar las directrices alimentarias oficiales para promover los alimentos integrales y de origen vegetal
  • Diseñar campañas para concienciar al público sobre las ventajas medioambientales y sanitarias de la nutrición basada en plantas
  • Educar en las escuelas para un menor consumo de productos de origen animal
  • Transición a dietas basadas en plantas en escuelas, hospitales, residencias de ancianos, prisiones u otras instituciones gubernamentales
  • Instaurar un etiquetado honesto de los productos alimenticios, incluyendo etiquetas de advertencia de cáncer en todas las carnes procesadas que han sido declaradas cancerígenas por la Organización Mundial de la Salud
  • Impuesto sobre la carne y el pescado (y con ese dinero, financiar la restauración de las tierras destruidas por la ganadería)
  • Subvencionar las frutas y verduras para hacer más asequible una dieta basada en alimentos integrales
  • Desviar las subvenciones gubernamentales a la ganadería y la pesca hacia la producción ecológica de alimentos de origen vegetal
  • Acabar con la publicidad estatal a favor del consumo de carne, lácteos y huevos
  • Crear “Bonos verdes” para financiar la transición a una economía basada en plantas
  • Apoyo financiero y formación a los agricultores, ganaderos y pescadores que abandonen la explotación animal

Restaurar: Curar el planeta

Restaurar bosques y curar el planeta
Restaurar bosques y océanos y curar el planeta

El tercer y último principio del Tratado habla de curar activamente el medio ambiente, fortaleciendo los diversos ecosistemas y reforestando la tierra.

Éstas son las principales propuestas para esta fase:

  • Priorizar la reforestación y la restauración de los océanos
  • Reforestar con especies de árboles nativos para lograr hábitats lo más similares a los anteriores destruidos
  • Ampliar las zonas designadas como Áreas Marinas Protegidas de pesca cero 
  • Replantar absorbentes de carbono críticos en los océanos, como las praderas marinas
  • Subvenciones a una buena gestión agrícola de la tierra (secuestro de carbono, biodiversidad, etc.)
  • Subvenciones para proyectos de reforestación y repoblación forestal
  • Subvenciones e incentivos para que los agricultores pasen de la explotación animal a la producción vegetal diversificada
  • Aumentar la vegetación y la biodiversidad en las ciudades
  • Mejorar la justicia alimentaria facilitando el acceso a alimentos saludables a comunidades de bajos ingresos

Apoyo al Acuerdo Basado en Plantas

Esta iniciativa está dando sus primeros pasos (otoño 2021) pero ya cuenta con apoyos significantes. Miles de personas ya han firmado para dar su apoyo al Acuerdo y presionar a los gobiernos para que los adopten también. 

Aquí puedes ver el inicio de la campaña en Argentina:

También artistas (Moby, Rodrigo y Gabriela, Joachim Phoenix…), científicos y políticos han respaldado el Acuerdo. Lo mismo han hecho cientos de organizaciones y empresas, e incluso 2 ayuntamientos.

Si tú también quieres apoyar esta campaña, empieza por firmar y difundir este Acuerdo. También puedes tomar parte más activa colaborando con el equipo de voluntarios que está impulsando el Acuerdo Basado en Plantas. Hace falta mucha ayuda para llevar este mensaje a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar